Entrevista con la Doctora Cristal Glangchai

Las mujeres ocupan casi el 52% de todos los trabajos a nivel profesional, pero en el campo de los negocios, sólo un 25% es ocupado por mujeres en cargos ejecutivos o de nivel senior, y sólo el 6% de ellas ocupan cargos de Director General. En otras profesiones, las estadísticas no son mejores – en las leyes, sólo un 22% de mujeres son socias de firmas, y en el ámbito académico, sólo un 31% de ellas son catedráticas a tiempo completo. En el 2013, sólo un 6% de mujeres eran socias de compañías de capital de riesgo. Es acaso éste imbalance de poder la respuesta al por qué el acoso sexual es tan desenfrenado en los lugares de trabajo?   Si más mujeres ocuparan cargos de poder, acaso el acoso sexual o la discriminación de género se reducirían significativamente? Cómo aumentamos el número de mujeres que ocupen cargos de Director General, socias en firmas de abogados, o catedráticas universitarias?  Exploré varios de éstos temas y soluciones con la Doctora Cristal Glangchai, autora del libro publicado recientemente VentureGirls: Raising Girls to be Tomorrow’s Leaders, Directora General de VentureLab, profesora, y experta en empresariado.

La Discriminación de Género y el Acoso Sexual Ocurren Sin Importar tus Credenciales

Dr. Cristal Glangchai

La Dr. Glangchai posee una formación académica impresionante en tecnología, ciencias, e ingeniería que emergió de una educación igualitaria que su padre ideó para ella y sus hermanas.  A pesar de ésto, ella se ha tropezado con su buena parte de discriminación de género y acoso sexual. Dr. Glangchai creció frustada y molesta con lo que veía: peticiones estereotípicas para que trajera café o tomara notas por ser la única mujer ingeniero en la firma; las inseguridades y la intimidación que ella veía en sus estudiantes universitarias femeninas comparadas con sus estudiantes masculinos; la ausencia de Directores Generales femeninas en el campo de la teconología, y que le dijeran “tú no tienes suficientes canas y en realidad no creemos que una muchacha jóven como tú pueda con esto,” cuando Dr. Glangchai comenzó a mercadear su idea de investigación para su tésis de grado, la cual consistía en emprender una compañía de nanotecnología.

Habilidades Empresariales Como Una Solución

A pesar de que estamos en el siglo 21, nada parecía cambiar en este ámbito. Es por esto que Dr. Glangchai inició su propia solución en su hogar con sus hijas de 4 años.  Dr. Glangchai comenzó a enseñarle a sus hijas conceptos empresariales, los cuales resultaron en un aumento en la participación en clase de las niñas y en una mayor dispocisión de parte de ellas para explicar lecciones a otros niños, lo cual las maestras de las niñas notaron inmediatamente.  Cuando Dr. Glangchai vió lo efectivo que eran sus conceptos empresariales en sus hijas, ella decidió fundar VentureLab y comenzó a escribir el libro VentureGirls con el fin de enseñar éstas habilidades a otras niñas y darles la confianza de perseguir sus sueños y pasiones. “Se trata de darle a las niñas la confianza de creer en ellas mismas y en su habilidad de ignorar las presiones sociales.” Dr. Glangchai cree que “necesitamos enseñarle a nuestras niñas a ser más aventureras cómo se le enseña a los niños. Necesitamos enseñarle a las niñas a presumir de ellas mismas. A pesar de que éstos son pequeños conceptos,” recalca Dr. Glangchai, “los mismos forjan fortaleza y confianza en nuestras niñas para perseguir cualquier cosa que ellas desean hacer, pero al mismo tiempo enseñan a nuestros niños que todos pueden hacer ésto, y que no se trata de niños o niñas.”

Concientización, Cambios Culturales, y Empoderamiento de Mujeres y Niñas

Si el resultado de enseñar éstos conceptos empresariales a las nuevas generaciones de niñas resulta en un mayor liderazgo femenino en el ámbito de los negocios, que significa ésto para nuestros ambientes de trabajo del futuro? Las investigaciones demuestran que las organizaciones que son dominadas por hombres, super jerárquicas, e indulgentes ante malos comportamientos en general, están más propensas a tener acoso sexual y abusos. Es impotante tener líderes femeninas, pues las mismas balancean el poder dentro de la organización y previenen que la masculinidad se adueñe de la cultura de la organización.

Dr. Glangchai dice que el incremento en la concientización del acoso sexual y el no dudar de las mujeres que deciden hablar del problema está comenzando a cambiar la filosofía de lo que las organizaciones están dispuestas a tolerar, con muchas de ellas sobrecorrigiendo. Sin embargo, Dr. Glangchai piensa que “vamos a llegar a un punto de nivelación” y cree que ésto deberá ser un cambio cultural. “No vamos a solucionar éste problema sólo con la concientización, pues las personas que ya tienen su forma de ser no van a cambiar la misma.  Para mí, es una revolución cultural y la misma comienza con nuestros hijos.  Y parte de la meta de VentureGirls es darle a las niñas la confianza de transformarse en líderes, pero a la misma vez enseñar a los niños que la niñas con igualmente capaces.”

 

Si usted ha sido acosada sexualmente o discriminada por su género, el primer paso y el más importante es sentirse cómoda hablando al respecto, decirle al ofensor que detenga su comportamiento, y reportar lo que le ha sucedido. Si la compañía para la cual usted trabaja tiene un manual de empleados, el mismo debe de informarle a quién debe de dirigirse para reportar el acoso sexual o la discriminación.  Si used ha experimentado acoso sexual en su lugar de trabajo, usted puede informarse sobre sus derechos legales consultando a un abogado.